miércoles, 16 de mayo de 2007

Resumen de la historia de Jerusalem

Breve resumen de la historia de Jerusalem
Por Andrés

Período bíblico (-1004/-586):

Este período comenzó con la conquista del reino de Jebus por parte del Rey David en el año 1004aC, el desarrollo y las transformaciones de Yerushalaim (nombre en hebreo de Jerusalem) en capital del Reino Israelita, la división del Reino Israelita en dos (se dividió en el Reino Norte de Israel habitado por diez tribus hebreas y Judá o Yehudá en la parte sur habitada por las otras dos tribus hebreas judías), la construcción del Beit Hamikdash o Gran Templo (en Jerusalem que era la capital de Judá), y su centralidad espiritual y religiosa; hasta su destrucción en el año 586aC por Nabucodonosor, Rey de Babilonia, quien conquistó Judá (anteriormente el Reino Norte de Israel había sido conquistado por Asiria, provocando el exilio de sus habitantes que más tarde se conocerían como “las diez tribus perdidas de Israel”).

Salmo 122 (traducción)
1 Canción de las subidas. De David.
Yo me alegré cuando me dijeron:
¡Vamos a la Casa del Señor!
2 Nuestros pies están ya plantados dentro de tus puertas
¡Oh Jerusalem!
3 Jerusalem, la edificada como ciudad bien unida entre sí
4 A donde suben las tribus, las tribus de Adonai, como testimonio a Israel, para dar gracias al Nombre del Señor.
5 Porque allí están colocados los tronos para el juicio, tronos de la Casa de David.


Período del retorno a Sión (-586/70):

Este período se centró en el retorno a Sión-Jerusalem, después de la destrucción del Primer Gran Templo y el exilio de Babilonia, cuando el Rey Darío de Persia les permitió a los judíos exiliados retornar a su tierra en Judá (bajo dominio persa) y establecer cierta autonomía. Se construyó el Segundo Beit Hamikdash o Segundo Gran Templo y a su alrededor floreció nuevamente la vida judía. Luego de que los griegos conquistaran Judá, pasaron varios años de tensiones entre los judíos y sus dominadores griegos, hasta que los griegos profanaron el Segundo Gran Templo colocando a sus propios ídolos y realizando sus propios rituales paganos. Esta profanación produjo que el pueblo judío se levante en armas contra el Imperio Griego en Judá en el año 168aC, bajo el liderazgo de Yehuda Macabi que, junto a los Macabeos (guerrilleros judíos de la antigüedad), lucharon implacablemente hasta que lograron vencer y expulsar a los griegos de las tierra judías. La dinastía de los Asmoneos o Macabeos alcanzó el liderazgo y sus miembros fueron reyes de un Estado judío independiente por unos 100 años. Luego del triunfo de la rebelión judía, el Segundo Gran Templo fue restaurado, se destruyeron los ídolos griegos y se purificó el lugar. Pero pocos años después, en el 62aC, las legiones romanas del general Pompeyo entraron en Jerusalem, conquistando la capital del Estado judío y todo el reino hebreo en su conjunto. Posteriormente, en el año 47aC, los romanos designaron a un rey judío títere que obedeciera los intereses del Imperio Romano mientras gobernara Judá, Antípatro, quien más tarde sería reemplazado por su hijo Herodes (que posteriormente embellecería el segundo Beit Hamikdash). Alrededor del año 70 los judíos, hartos de explotación romana, se revelaron nuevamente contra su Imperio opresor, dando lugar a la famosa Revuelta Judía. Durante el mismo año de la rebelión judía, los romanos destruyeron por completo el Segundo Gran Templo y expulsaron de su tierra a la mayor parte del pueblo judío. Los pocos judíos que todavía quedaban en Judá se levantaron en armas nuevamente contra los romanos en una gran revuelta que duró entre el año 132 y el 135; cuando los romanos finalmente aplacaron la rebelión, aniquilaron salvajemente a los pocos judíos que quedaban en Judá, dando fin por completo a la presencia judía en su tierra nacional de Israel.


Período de la plegaria y la añoranza al retorno (70/1800):

Este prolongado período estuvo caracterizado en la historia judía por la nostalgia por Jerusalem, que se encontraba bajo dominio extranjero. Los judíos dispersos por la cuenca del Mar Mediterráneo y otras regiones (posteriormente por Europa y Asia), elevaban sus plegarias siempre en dirección a Jerusalem, con la esperanza de retornar a la ciudad y renovar la vida judía en la Tierra de Israel nuevamente como una nación libre.

“Sión ¿no preguntarás por tus prisioneros, los que te quieren, y por el resto de tu rebaño?
Del Mar y de Oriente y del Norte y del Yemen,
Bendición lejana y cercana de todos tus lados”

(Escrito por Yehuda Halevi, poeta y filósofo judío)

Período de la salida de las murallas (1860/1917):

Este período se caracterizó por el retorno de Jerusalem al foco del interés del pueblo judío (expresado en las primeras Aliá o grandes oleadas de emigraciones judías hacia la Tierra de Israel y la fundación del Sionismo moderno como movimiento político organizado en 1897), por su expansión y crecimiento. La ciudad dentro de las murallas ya no pudo albergar el creciente número de judíos que llegaban para asentarse, y, entonces, comenzó el proceso de construcción de los barrios fuera de las murallas y la expansión de la ciudad hacia el oeste (lo que posteriormente se llamó “Ciudad Nueva”).
En 1860 se construyó el primer barrio de Jerusalem fuera de las murallas de la Ciudad Vieja gracias a la ayuda financiera del filántropo multimillonario judío Montefiori. La primera construcción del nuevo barrio fue el molino, luego se construyeron más viviendas y veinticuatro casas, a las que denominaron Mishkenot Shaanaim. Así se construyó el primer barrio fuera de las antiguas murallas de la ciudad, que se llamó el Barrio de Montefiori.

Período del hogar nacional judío (1917/1948):

Este período comprendió los años del Mandato Británico sobre Eretz Israel. En vistas a su independencia política y el establecimiento del Estado judío, Jerusalem se expandió, se crearon nuevos barrios judíos e incluso se crearon algunos barrios árabes que se asentaron en la parte este (debido a que muchos árabes de Medio Oriente emigraban a Jerusalem para trabajar en las nuevas colonias judías). Al mismo tiempo se crearon numerosas instituciones educativas y culturales, mientras la población aumentaba considerablemente.

Texto de la Declaración Balfour (carta del Ministro de Relaciones Exteriores Británico, Lord James Balfour, a Lord Rotschild, el 2 de noviembre de 1917):

Estimado Lord Rotschild:
El gobierno de Su Majestad ve con buenos ojos el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Eretz Israel y aunará esfuerzos para facilitar la concreción de esa meta, con la clara condición de que no se haga nada que pueda atentar contra los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina o en contra de los derechos y la posición política de los judíos en cualquier otro país. Le agradeceré si comunica esta declaración a la Organización Sionista Mundial.
Estimadamente suyo, Lord James Balfour

Período de la independencia (1948/1966):

El Estado de Israel logró su independencia en 1948, pero Jerusalem quedó dividida: el sector Oriental (que incluye la Ciudad Vieja, el monte del Templo, los Montes Sión, el Monte de los Olivos, el Scopus, el Muro de los Lamentos y otros) quedó en manos de Jordania. Nuevamente, durante diecinueve años, el sector Occidental, en manos de Israel, se desarrolló y expandió a la sombra de la añoranza por el sector Oriental usurpado por los jordanos.

La posición de Israel con respecto a la cuestión de Jerusalem fue decidida definitivamente en la Knesset (parlamento israelí) el lunes 5 de diciembre de 1949 por todos los miembros del gobierno y todos los partidos políticos: Jerusalem es parte indivisible del Estado de Israel y su capital eterna. Ninguna votación en la ONU modifica ese hecho histórico.

Período de Jerusalem unificada (1967…):

A partir de la Guerra de los Seis Días, el 7 de junio de 1967, Jerusalem fue reconquistada y fue unida nuevamente. Las barreras fueron derribadas y todos los lugares santos pudieron ser visitados. El barrio judío de la Ciudad Vieja fue habitado nuevamente por judíos y la ciudad se expandió hacia los cuatro puntos cardinales. Es en este memorable día, 28 de yiar de 5767, 16 de mayo del 2007, que conmemoramos los 40 años de la liberación, recuperación y reunificación de la santa Yerushalaim, Jerusalem de Oro.


Yerushalaim Shel Zahav (en hebreo escrito en fonética):

Avir harim zalul kayayin
Ve-rei'ah oranim
Nissa be-ru'ah ha'arbayim
Im kol pa'amonim
U-ve-tardemat ilan va-even
Shevuyah ba-halomah
Ha-ir asher badad yoshevet
U-ve-libbah homah
(Estribillo):
Yerushalayim shel zahav
Ve-shel nehoshet ve-shel or
Ha-lo le-khol shirayikh
Ani kinnor.
Eikhah yavshu borot ha-mayim
Kikkar ha-shuk reikah
Ve-ein poked et Har ha-Bayit
Ba-ir ha-attikah
U-va-me'arot asher ba-selah
Meyallelot ruhot
Ve-ein yored el Yam ha-Melah
Be-derekh Yeriho
(Estribillo):
Yerushalayim shel zahav
Ve-shel nehoshet ve-shel or
Ha-lo le-khol shirayikh
Ani kinnor.
Akh be-vo'i ha-yom la-shir lakh
Ve-lakh likshor ketarim
Katonti mi-ze'ir bana'ikh
U-me-aharon ha-meshorerim
Ki shemekh zorev et ha-sefatayim
Ke-neshikat saraf
Im eshkakhekh Yerushalayim
Asher kullah zahav
(Estribillo):
Yerushalayim shel zahav
Ve-shel nehoshet ve-shel or
Ha-lo le-khol shirayikh
Ani kinnor.
Hazarnu el borot ha-mayim
La-shuk ve-la-kikkar
Shofar kore be-Har ha-Bayit
Ba-ir ha-attikah
U-va-me'arot asher ba-selah
Alfey she-mashot zorhot
Nashuv nered el Yam ha-Melah
(Estribillo):
Be-derekh Yeriho
Yerushalayim shel zahav
Ve-shel nehoshet ve-shel or
Ha-lo le-khol shirayikh
Ani kinnor.

Jerusalem de Oro (traducción al español):

Aire de montaña cristalino como el vino
Y aroma de pino
Vuelan con el viento de la tarde
Con sonidos de campanas
Y cuando se duerme el árbol en la piedra
Presa de tu sueño
La ciudad que solitaria esta
Y en su corazón una muralla
(Estribillo):
Jerusalén de oro
Y de bronce y de luz
Oh, de todas tus canciones
Soy violín
Donde hubo pozos de agua
La plaza del mercado vacía está
Y nadie visita el Monte del Templo
En la Ciudad Vieja
Y en las cuevas de piedra
Lloran vientos
Y nadie viaja al Mar Muerto
Por el camino de Jericó
(Estribillo):
Jerusalén de oro
Y de bronce y de luz
Oh, de todas tus canciones
Soy violín
Más, cuando venga hoy a cantarte
Y colocarte las diademas
Soy el más pequeño de tus hijos
Y menos que el último trovador
Porque tu nombre quema mis labios
Como el beso de un serafín
Si te olvidare Jerusalem
Ciudad toda de oro
(Estribillo):
Jerusalén de oro
Y de bronce y de luz
Oh, de todas tus canciones
Soy violín
(Las siguientes estrofas fueron agregadas a la canción luego de la Guerra de los Seis Días):
Hemos vuelto a los pozos de agua
Al mercado y a la plaza
El Shofar llama en el monte del templo
En la ciudad vieja
Y en las cuevas en las rocas
Miles de soles brillan
Volvemos a bajar al Mar Muerto
Por el camino de Jericó
Jerusalén de oro
Y de bronce y de luz
Oh, de todas tus canciones
Soy violín

4 comentarios:

Iojanan dijo...

Pacobetis, haces una labor impagable, si no me dices lo contrario pondré en mi blog es-la-hora tu link.

pacobetis dijo...

encantado de que lo hagas compañero

Shomer dijo...

Saludos.. He subtitulado el video y el mismo puede encontrarse en mi blog o en la web Overstream, junto al código embed

http://www.overstream.net/view.php?oid=r9stnnautmee

Exitos con el blog!

Shalom

pacobetis dijo...

gracias por los subtítulos Shomer, lo acabo de publicar en el blog
http://sentir-luchar-vencer-podemos.blogspot.com/